RASPADO DE DIENTE

Un raspado de diente o curetaje dental es un tipo de técnica dental que se ejecuta como un tratamiento para combatir la enfermedad de la periodontitis. El objetivo del procedimiento es facilitar la curación de la misma, así como agilizar el proceso de la cicatrización. Para ello, el odontólogo especializado se encarga de retirar aquellos tejidos que se hayan podido inflamar durante la evolución de la enfermedad.

Si la gingivitis no se trata a tiempo, la inflamación será capaz de extenderse hasta llegar a la propia raíz del diente, provocando el temido problema de la periodontal. En el interior de esta bolsa podemos encontrar toda una serie de bacterias que han sabido adaptarse al medio, y que han encontrado las condiciones perfectas para poder sobrevivir y afectar a nuestra salud, tanto vocal, como del organismo en general. Desde nuestra clínica nos encargaremos de determinar cuál es la magnitud del problema, y ejecutar una técnica de raspado de diente o curetaje dental en el caso de que sea necesaria.

¿En qué consiste una intervención de raspado de diente o curetaje dental?

El objetivo de estas intervenciones consiste en raspar las superficies de las raíces de los propios incisivos utilizando unos instrumentos específicos que reciben el nombre de curetas. Este traspaso tiene como objetivo principal encargarse de la eliminación del sarro que se puede haber quedado contenido en diferentes superficies de nuestros en progreso dientes: en el momento en el que se ha completado este primer procedimiento, también se alisará para eliminar cualquier tipo de impureza contenida.

parallax background

Para poder llevar a cabo esta intervención se necesita de la aplicación de anestesia defendiendo de las necesidades de cada paciente. Esta anestesia se va aplicando por cuadrantes, tratando cada uno de los dientes de manera independiente.

¿Es lo mismo una técnica de raspado de diente o curetaje dental que una limpieza dental?

Lo cierto es que existe bastante confusión en este aspecto, pudiendo llegar a confundirlo con lo mismo. La principal diferencia es que en una limpieza normal únicamente se elimina el sarro que pueda haber quedado en la superficie del incisivo. Sin embargo, si se sigue una técnica de raspado de diente o curetaje dental se llega hasta el fondo de las cosas que hemos comentado anteriormente, vaciando la cantidad de sarro acumulado en las mismas.Nuestra clínica cuenta con una sólida experiencia a sus espaldas tratando este tipo de problemas por lo que deberías de confiar en nosotros para esta intervención.

LLAMAR

WHATSAPP